Fútbol sala

Las obras de adecuación y reparación del pabellón de La Salobreja entran en su recta final

Visita del Concejal de Deporte, José María Álvarez, a las obras de La Salobreja.

Visita del Concejal de Deporte, José María Álvarez, a las obras de La Salobreja.

Las obras de adecuación y reparación del pabellón de La Salobreja siguen su curso. La rehabilitación de la instalación, que permanece cerrado al público desde el pasado 16 de febrero debido al riesgo que suponía para la seguridad de los usuarios la separación de uno de sus muros de la techumbre con el consiguiente peligro de derrumbe, se acerca. 

El Patronato Municipal de Deportes ha aprovechado la clausura del pabellón hasta que finalicen las obras para abordar la limpieza integral de la instalación a través de la empresa adjudicataria del servicio y para retirar algunos de los vinilos que presentaba, lo cual no supondrá cambios ni retrasos en los plazos de ejecución. En su visitas a las obras, el concejal de Deportes José María Álvarez destacó que “los trabajos van a muy buen ritmo, puesto que se están haciendo varias cosas a la vez, y entendemos que, tal y como anunciamos, el pabellón esté ya disponible para los usuarios y los clubes a primeros del mes de abril”.

En cuanto a los intervención en el muro desplazado que dio lugar al cierre del pabellón por motivos de seguridad, ya se han eliminado dos de los cuatro salientes que había en la instalación, uno por cada puerta de acceso, cuyos pesados techos de hormigón, según los informes técnicos, eran los que “tiraban” hacia afuera del muro de la fachada provocando, junto con las filtraciones de agua, que el que hay frente al gimnasio se separara unos 25 centímetros de la techumbre.

De la misma manera, ya se ha colocado entre los dos pilares de carga más cercanos la celosía estructural que soportará toda la carga de la cubierta y se ha tirado y reconstruido de nuevo el muro afectado utilizando bloques de hormigón. Ya se está enfoscando y en fase de terminación. Para la parte más alta y la cubierta se utilizará chapa grecada, que es una lámina perfilada longitudinalmente que otorga un aislamiento térmico y acústico mayor que el anterior muro de ladrillo visto. Los operarios, igualmente, ya han colocado las mismas puertas de doble hoja que había anteriormente para que los accesos sean exactamente iguales que antes de la intervención.

Ayer se demolieron los dos salientes que todavía quedan en la fachada del pabellón, por lo que los trabajos entran en su recta final. El presupuesto total, incluyendo el IVA, es de 190.000 euros.

Una vez finalicen los trabajos y se despeje la zona, el Patronato Municipal de Deportes abordará también los problemas de filtraciones de agua, otro de los factores que provocó el desplazamiento del muro y su separación de la techumbre. En este sentido, la idea es reparar toda la red de distribución de agua caliente. El motivo, como también determinaron los técnicos del Ayuntamiento, es que el pabellón se ubica sobre el antiguo vertedero municipal y debajo de lo que es la instalación está hueco, lo que provoca que el agua entre y afecte a la estructura.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios