Local

Delimitan tres fosas comunes con 1.500 cuerpos de represaliados del franquismo en el cementerio de Jaén

Homenaje a los represaliados por la dictadura franquista en la fosa 702.

Homenaje a los represaliados por la dictadura franquista en la fosa 702.

La Universidad de Jaén ha culminado los trabajos de delimitación de las tres fosas del cementerio de San Eufrasio, en Jaén capital, y que albergan en su conjunto unos 1.500 cuerpos de hombres y mujeres represaliados del franquismo. Ahora, el siguiente paso es poder contar con los fondos necesarios para abordar el inicio de las exhumaciones.

El subdirector del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, Juan Pedro Bellón, ha indicado a Europa Press que el coste de la exhumación de las tres fosas rondaría entre 1,3 y 1,4 millones de euros, fondos de los que no se disponen en cantidad suficiente en este momento para poder iniciar unos trabajos que se alargarían durante un año aproximadamente.

Por lo pronto, el Ayuntamiento cuenta con 275.000 euros para abordar el inicio de las exhumaciones. En la fosa 702, la más grande de las tres, yacen 1.081 víctimas de la dictadura franquista. Para avanzar en el proyecto de exhumación es necesario trasladar el monumento y los paneles con los nombres de las víctimas allí sepultadas, lo que requiere también la autorización de Cultura.

A esta se le suman la fosa 484, que está muy cerca de una de las paredes que limitaban el cementerio y la fosa 584 donde ha habido algún problema de estabilidad del terreno, que está solucionado, y por donde se podría iniciar la recuperación de los cuerpos. Todas ellas están pendientes "de que los fondos que hay destinados para proceder a las exhumaciones se hagan efectivos y que podamos comenzar el trabajo", ha señalado Bellón.

"Necesitamos unos fondos que sean suficientes para comenzar las exhumaciones", ha explicado el subdirector del Instituto de Arqueología de la UJA. Son muchos los frentes para los que se precisan recursos económicos porque "necesitamos contratar personal, necesitamos adecuar unas instalaciones, necesitamos un protocolo de control de los restos humanos, necesitamos instalaciones para conservar y custodiar esos restos humanos" y eso requiere de "un presupuesto que sea suficiente".

Para llevar a cabo la exhumación de las tres fosas habría que calcular en torno a 1.300.000 o 1.400.000 euros. Según Bellón, la Administración que ahora mismo tiene "la pelota en su tejado" es el Ayuntamiento de Jaén, por dos cuestiones, una porque el cementerio es de su propiedad y la segunda porque es la administración que "debe canalizar a la Universidad" esos fondos procedentes la Junta y el Gobierno de España.

"Desde el punto de vista logístico, no es posible empezar las exhumaciones y luego parar el trabajo", ha incidido Bellón, que defiende que en cada fosa, una vez que se empiece el trabajo, debe concluir.

El Instituto de Arqueología, con el Departamento de Historia Contemporánea, lo que han llevado a cabo han sido los trabajos de delimitación, y "podríamos hacernos cargo, evidentemente, desde el punto de vista científico, del tema de la exhumación".

Si se contara con presupuesto, "un año mínimo se llevaría de trabajo con un equipo muy potente, porque el trabajo es muy minucioso, muy lento". En definitiva, se trata de un trabajo arqueológico, pero que es también forense y cuenta con un punto de vista judicial.

Una vez se realicen las exhumaciones, hay un banco de datos de ADN, gestionado desde la Junta de Andalucía, y al que puede recurrir cualquier familiar descendiente que esté interesado en que se cotejen los datos. Para ello, lo que tienen que hacer es entregar una muestra de ADN.

"Nosotros, a cada uno de los individuos que localizamos, sí que tenemos que extraer una muestra de ADN, realizarla y luego cruzar esas dos bases de datos, la de los restos que nosotros hemos localizado y con la de las personas" que desean encontrar a sus familiares, ha explicado Bellón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios