Meteorología

Las casas de Coto Ríos podrían estar en peligro de inundación si llueve intensamente

Río desbordado de Coto Ríos.

Los alumnos del colegio rural Alto Guadalquivir de Coto Ríos, en Santiago-Pontones, en el interior del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, no pudieron asistir a clase ayer debido a que la crecida del río Guadalquivir, que ha dejó inhabilitado el puente de acceso a ese núcleo de población de unos 200 habitantes. Afortunadamente, según explica a este medio el alcalde de Santiago-Pontones, Antonio Rodríguez, la lluvia ha aflojado y por tanto, ha bajado el nivel del río quedando habilitado de nuevo el puente. Las previsiones apuntan a que hoy 13 de febrero los alumnos de esta pedanía pueden asistir con normalidad a clase, y no hay riesgo para el autobús de cruzar el puente. Sin embargo, si las lluvias continúan de manera intensa podrían producirse inundaciones serias que afecten a las casas.
Asimismo existe otro puente en la pedanía, que se construyó para no dejar incomunicados a los vecinos, aunque por este, apunta Rodríguez, no puede circular el autobús escolar. La crecida del río se ha debido a las fuertes precipitaciones que están cayendo en esta zona del parque natural desde el pasado jueves, con una media de 50 litros por metro cúbico en las inmediaciones de los embalses del Tranco y del Aguascebas. No es la primera vez que el puente de acceso al núcleo de Coto Ríos se corta por la crecida del río, y los vecinos llevan muchos años reclamando la mejora de unos accesos que les deja aislados cada vez que hay fuertes lluvias. "Esto se produce sobre todo porque los cauces de los ríos no están limpios, entonces cuando llueve mucho empiezan a arrastrar madera, ramas y demás vegetación, lo que provoca que se tapone el puente, y que aumente considerablemente el caudal del río", apunta el alcalde de Santiago-Pontones.
En esta ocasión no ha habido que lamentar daños mayores, pero otros años debido al gran aumento del caudal producido por las precipitaciones han provocado destrozos en las instalaciones deportivas y otras zonas cercanas. Sumado al problema del taponamiento del puente, existe otra alerta: El riesgo de inundación de las casas de Coto Ríos. "La vegetación donde se encuentra el camping, que está al lado del cauce está creciendo, así que, el cauce se está desviando hacia el pueblo, por lo que si llueve intensamente como otros años puede ser un problema para las edificaciones del pueblo. Cada vez el cauce se vuelca hacia la zona", explica Rodríguez.

Crece el agua embalsada 

La Agencia Estatal de Meteorología mantiene activo el aviso amarillo por lluvias en algunas zonas de estas sierras jiennenses. Mientras tanto, el agua embalsada en la provincia ha crecido en algo más de un punto en la última semana.También en la capital jiennense, las rachas de viento provocadas por la borrasca Karlotta, que llegaron hasta los 100 kilómetros por hora, causaron la caída de numerosos árboles y otros elementos del mobiliario urbano

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios