PROVINCIA

Cinco detenidos por atacar a familiares de las víctimas de una agresión sexual grupal en Los Villares

Panorámica de Los Villares.

Panorámica de Los Villares. / José Manuel Pedrosa/EFE

La Guardia Civil detiene a cinco personas en el municipio de Los Villares acusadas de atacar a familiares de las tres jóvenes que la semana pasada denunciaron haber sido víctimas de una agresión sexual grupal. Los detenidos habrían participado en los altercados que, la noche del pasado viernes, enfrentaron a las familias de las víctimas con la de los cinco detenidos (uno de ellos menor de edad) acusados de la presunta agresión grupal. Tal y como publicó Jaén Hoy el pasado sábado, la noche del viernes fue de alta tensión y los enfrentamientos se saldaron con varios heridos, uno de ellos padre de una de las supuestas víctimas. 

Según ha señalado esta mañana en Jaén el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, los ahora detenidos habrían empleado armas blancas en los altercados del fin de semana, que se saldaron con tres personas heridas, una de las cuales tuvo que ser hospitalizada.

Pedro Fernández ha indicado que se mantiene un "importante" dispositivo de seguridad en Los Villares, una población de apenas 6.000 habitantes donde los ánimos están sobresaltados. La Guardia Civil detuvo la pasada semana a cinco jóvenes, uno de ellos menor, de edades comprendidas entre los 14 y 18 años, como presuntos autores de un delito de agresión sexual grupal hacia dos menores, ambas de 16 años, en la madrugada del domingo 28 de enero en un polígono industrial de Los Villares (Jaén). A esas denuncias se une la de una tercera mujer, mayor de edad, que identificó a algunos detenidos por una agresión hace un año. 

Los ahora detenidos "son familiares de algunos de los denunciados" por los abusos sexuales, según ha informado a preguntas de los periodistas el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández. Uno ingresó en un centro de menores infractores y los otros cuatro, mayores de edad, quedaron en libertad con una medida de alejamiento y una prohibición de comunicación.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, atiende a los periodistas El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, atiende a los periodistas

El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, atiende a los periodistas / Europa Press

Precisamente, un hecho "previo por parte de uno de los denunciados", con el "quebrantamiento de la orden de alejamiento y de comunicación con respecto a la menor", parece que "provocó en definitiva el altercado posterior". Tres personas, "familiares de una de las menores denunciantes", resultaron heridas por "arma blanca y también por atropello", si bien "la situación desde el punto de vista hospitalario no es de máxima gravedad".

"Estaban en paradero desconocido hasta que esta mañana, gracias al trabajo siempre eficaz que realiza la Guardia Civil, han sido detenidos y, por lo tanto, están en disposiciones de la Guardia Civil pendientes de recibirles la declaración oportuna y ponerlos inmediatamente a disposición judicial", ha afirmado el delegado.

El delegado ha explicado que los arrestado este lunes "tienen relación de parentesco" con "algunos de los detenidos" por el presunto caso de abusos sexuales. Los hechos ocurrieron en la madrugada del 27 al 28 de enero, sobre las 0,30 horas, en un polígono donde se suele hacer botellón, según indicó la Guardia Civil a Europa Press tras la denuncia interpuesta por una de los menores.

Fernández, que ha destacado "la eficacia" del Instituto Armado con los nuevos arrestos por los altercardo, ha señalado que "en el operativo que hay por parte de la Guardia Civil va a haber un despliegue importante de prevención para evitar que pueda haber ningún otro suceso como consecuencia de estos hechos".

Al respecto, ha valorado también el "permanente contacto" que se mantiene desde la Subdelegación del Gobierno con los responsables de la Comandancia, con la Junta de Seguridad Ciudadana y con la alcaldesa, Estela Palacios.

La regidora hizo el viernes un llamamiento a "la calma" y "el respeto" entre la ciudadanía ante los presuntos casos de abusos sexuales en el municipio, pese a lo cual ha tenido lugar la posterior agresión y cinco nuevas detenciones.

Llamada a la calma

Aunque las llamadas a la calma de la alcaldesa del municipio, María Estela Palacios, fueron constantes desde que se conocieron los hechos, las pintadas en una de las casas de los presuntos autores y el clima de tensión en la población hicieron que dotaciones de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tuvieran una constante presencia en la población y dieran apoyo a la Policía Local. En concreto, la Guardia Civil mantiene un dispositivo de atención preferente ante la escalada violenta. Aunque, de momento, no hay una versión oficial de lo sucedido, de nuevo, desde la Alcaldía se hace un llamamiento a la calma de los vecinos hasta que la investigación policial y judicial determine la calificación de los hechos. 

   

Primeras denuncias

Este pasado fin de semana, una familia denunciaba ante la Guardia Civil los abusos sexuales que habría sufrido su hija menor. Tras la denuncia se activó el protocolo y se detuvo a cuatro hombres y a un menor de edad, según ha podido confirmar Jaén Hoy.  Los hechos denunciados tuvieron lugar en el polígono del municipio, un lugar retirado del centro que los jóvenes utilizan para hacer botellón. Cuatro son vecinos de Los Villares y un quinto implicado es vecino de la capital. Fuentes de la investigación no descartan que afloren nuevos casos de lo que se presume era una "manera de actuar" de los detenidos. El Juzgado de Instrucción número 1 de Jaén, en funciones de Juzgado de Guardia, acordó el pasado miércoles la puesta en libertad provisional de los cuatro hombres detenidos por la comisión de un presunto delito de abusos sexuales sobre dos niñas menores de edad en Los Villares. Todos están investigados por un delito de abusos sexuales.

Según se detalla, la joven testificó en la denuncia que hubo tocamientos y que fue forzada a realizar felaciones a quienes participaron en la supuesta agresión. Según confirman fuentes de la investigación, han aparecido pintadas amenazantes en la fachada de la vivienda de uno de los presuntos autores e incluso se llegaron a ver armas la noche de los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios