GUÍA

Qué ver este Domingo de Ramos en Jaén

Nazarenos de la Santa Cena en carrera oficial.

Nazarenos de la Santa Cena en carrera oficial. / Peragón

La mañana del Domingo de Ramos es la jornada que todo jiennense tiene marcada en sus calendarios. El tiempo más deseado comienza con una de las hermandades más especiales de la ciudad, la Borriquilla. Los nazarenos blancos, de fajín azulado, son los primeros en derramar cera por las calles de Jaén.

Hermandad de Nuestro Padre Jesús entrando en Jerusalén y María Santísima De la Paz (La Borriquilla)

  • Salida: 10:50 horas desde la Parroquia de Belén y San Roque.
  • Solicitud de venia en Carrera Oficial: 11:40 horas.
  • Entrada a su templo: 15:10 horas.
Paso de misterio de La Borriquilla. Paso de misterio de La Borriquilla.

Paso de misterio de La Borriquilla. / Flores Julio

Alegría es la palabra más significativa de la mañana del Domingo de Ramos. Tres golpes secos retumban en la Plaza de la Virgen de la Paz. Tras el choque, una voz grave grita ‘¿quién va?’, al que desde dentro del templo alguien le responde, ‘la Hermandad en corporación’. Acto seguido la gigantesca puerta verde se abre. Los aplausos irrumpen con fuerza. La cruz de guía custodiada por nazarenos y palmas avanza por las calles del barrio de Belén y San Roque. Los minutos pasan y el ansia se aviva cuando se entrevé a los altos ciriales acercarse a la salida del templo. Izquierda ‘alante’ con él, poco a poco, venga de frente, oído, son algunas de las palabras que grita la voz firme del capataz. La corneta anuncia que Jesús, portado en un pollino, entre palmas y ramas de olivo ya está en la calle. La primera levantá, anuncia que tras un año de espera la Semana Santa de la ciudad del Santo Rostro ya ha comenzado. Firme y sereno los costaleros llevan a Jesús de la Salud directo a carrera oficial. La hermandad ya es de Jaén. Una nueva fila de penitentes y mantillas vuelven a cobrar presencia. Poco a poco va saliendo. Lentamente y en silencio. Tan en silencio que ni los suspiros de los costaleros se escuchan, sólo el rachear de la goma de las zapatillas en el suelo. Como un halo de luz, un palio bordado en oro va acercándose al dintel de la puerta. Bajo él, la niña de los ojos verdes, la Virgen de la Paz. La primera dolorosa y los primeros vítores que procesionan en esta semana de pasión. Una dolorosa al que una lágrima le recorre la mejilla derecha, símbolo de lo que está por llegar. En su mano izquierda una pequeña rama de olivo en oro. La música y los andares sublimes retumban en el alma de todo cofrade. La espera ha terminado.

Novedad: como novedad este año la hermandad estrena nuevo acompañamiento musical para el paso de misterio. La Agrupación Musical Cristo de Gracia de Córdoba irá tras Jesús de la Salud. Al igual, María Santísima de la Paz, también tendrá nuevo acompañamiento musical, en este caso la Asociación Musical “Lázaro Rueda” del municipio jiennense de Los Villares.

Historia: la hermandad fue fundada en 1946, por un grupo de jóvenes amantes de la Semana Santa, estableciéndose provisionalmente en el Convento de la Concepción de las MM. Franciscanas Descalzas (Bernardas). En un principio, la hermandad tenía dos borriquillas antes de la actual, una de ellas era obra del escultor jiennense Jacinto Higueras Cátedra. Aunque fuera del culto, esta imagen se encuentra en el Convento de las Bernardas. En 2002, se adquiere la actual imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud, obra de Antonio Joaquín Dubé de Luque. La dolorosa, también obra de Dubé de Luque, se incorpora a la hermandad en 1991. Son más de 620 cofrades los que conforman la hermandad, siendo D. Antonio José Revueltas Montes el hermano mayor. En el cortejo procesional participan 130 nazarenos, 40 mantillas y 25 niños vestidos de hebreos. El paso de misterio es portado a costal por dos cuadrillas de 50 costaleros cada una. El palio también tiene dos cuadrillas, 30 costaleros por cada una.

No te pierdas: la salida procesional es uno de los momentos que no puedes perderte ya que tiene lugar el acto de ‘La llamá’. El trascurrir por la cofrade calle Almenas y su entrada al barrio de San Ildefonso está cargado de emociones. El colofón final lo pone la Cuesta de Belén, últimos pasos antes de terminar la mañana de Domingo de Ramos. En esta empinada cuesta las últimas chicotás y revirás toman presencia. Desde los balcones, lanzan flores y petaladas a los titulares de la hermandad. Mientras, los costaleros caminan al ritmo de las marchas.

Tras una mañana con la cofradía de La Borriquilla como protagonista se presenta una tarde de Domingo de Ramos de gran esplendor ante las tres hermandades que procesionan desde los diferentes puntos de la ciudad: la Santa Cena, la Estrella y la Oración en el Huerto.

 

Hermandad Sacramental de Jesús Salvador en su Santa Cena y María Santísima de la Caridad y Consolación

 

  • Salida: 16:15 horas desde la Parroquia de San Juan Pablo II.
  • Solicitud de venia en Carrera Oficial: 19:00 horas.
  • Entrada a su templo: 00:15 horas.

 

Paso de palio de la Virgen de Caridad y Consolación. Paso de palio de la Virgen de Caridad y Consolación.

Paso de palio de la Virgen de Caridad y Consolación. / Peragón

Un ir y venir de capirotes y capas de color granate recorre la Parroquia de San Juan Pablo II. A las 16:15 horas de la tarde los hermanos son un puñado de nervios que saltan tras las puertas del templo. Llega el momento. Se abren las puertas del templo y los primeros nazarenos empiezan a soltar cera roja por las calles del nuevo barrio. Minutos antes de salir el paso de misterio, en la puerta, la agrupación musical del Despojado deleita a los espectadores un sinfín de marchas. Un paso dorado empieza a salir de la iglesia. La altura de este dificulta la salida. La Santa Cena sale bajo la atenta mirada de los devotos. Ya en la calle, a paso liguero se llevan los costaleros a Jesús Salvador haciéndole repartir Eucaristía rodeado de sus 12 apóstoles.  Paso liguero, pero disfrutando, llevando al Señor desde bulevar al casco antiguo. ‘Haced esto en conmemoración mía’ , el momento que simboliza el paso mientras Jesús entrega el cáliz con su sangre a sus discípulos. Mientras, Judas Iscariote pensativo espera que llegue el momento para entregar al Maestro por 30 miseras monedas de plata. Como si fuese una barca cubierta de oro se aleja el paso de misterio. Como un sol radiante sale la reina de la iglesia. María, reparte caridad y consolación ante la atenta mirada de los mayores de la residencia de la hermandad. En sus manos un rosario de peticiones que sus devotos le plasman cada año. Pura elegancia tallada por Antonio Bernal Redondo.

Novedad: uno de los estrenos más esperados, que engrandecerá al patrimonio de la hermandad y a la Semana Santa de Jaén, es el nuevo manto procesional para la Virgen de la Caridad y Consolación.

Historia: en Jaén se han hecho varios intentos para establecer una cofradía dedicada a la Santa Cena. En el s.XVI, existió una hermandad con esta devoción, pero desaparición tras la Guerra de la Independencia debido a problemas financieros. En 1952 y en 1985, se propuso nuevamente la creación de una cofradía con este nombre, pero las ideas no se llevaron a cabo. La actual hermandad tuvo sus inicios en agosto de 1998 con el propósito de establecer la devoción a la Santa Cena. Las imágenes de la Virgen y de la Santa Cena fueron adquiridas en 1999 y 2000 respectivamente y fueron bendecidas en 2001. En 2002, las imágenes se trasladaron a San Eufrasio y en 2004 se cambiaron a San Félix de Valois, procesionando por primera vez en 2006. En 2017 se vuelven a trasladar definitivamente a San Juan Pablo II. Todo el grupo escultórico de la hermandad es obra del imaginero cordobés Antonio Bernal Redondo.

No te pierdas: La salida procesional por la calle Henry Dunant. La calle Cuatro Torres. La calle Manuel Caballero Venzelá, dónde a partir de aquí enfilará su recorrido hacia su templo a la espera de un nuevo Domingo de Ramos.

Hermandad Dominica y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su Sagrada Presentación al Pueblo, María Santísima de la Estrella, Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo de Guzmán

 

  • Salida: 16:15 horas desde la Purísima Concepción.
  • Solicitud de venia en Carrera Oficial: 19:40 horas.
  • Entrada a su templo: 22:30 horas.

 

Paso de misterio del Señor de la Piedad en su sagrada presentación al pueblo. Paso de misterio del Señor de la Piedad en su sagrada presentación al pueblo.

Paso de misterio del Señor de la Piedad en su sagrada presentación al pueblo. / Peragón

En la Alcantarilla, asoma el Señor de la Piedad ante una plaza donde reina el silencio. A sones del ‘Himno de Andalucía’ mecen los costaleros el paso de misterio. Una tímida petalada cae suavemente sobre Jesús de la Piedad. En el campanario, las madres dominicas lanzan flores a su Señor ante la atenta mirada de los fieles. En sus pies, una espiga para cada monja, para protegerlas. Tras él, una bellísima madre a la que le caen cuatro lágrimas. La rosa de la tarde dominica avanza por su barrio. En su rostro los instantes previos al mayor dolor que puede padecer una madre. Por los callejones solo se escucha el sonido de los rosarios chocando con las bambalinas. Candelabros que saltan de alegría. Se acerca la hora. Por fin termina la espera. Una bendita lluvia de pétalos despide a la Estrella. Al llegar a Ejido de la Alcantarilla, la calle se desborda de júbilo. Manos de ternura y mirada de compasión. Costaleros que pasean a su Virgen para que los fieles puedan contemplarla desde cerca. El aroma a incienso impregna el ambiente. Saetas retumban en la penumbra, anuncian ferviente. De nuevo, la Estrella se reencuentra con Jaén tras un año de espera.

Novedad: debido al nuevo paso procesional de Jesús de la Piedad, que estrenó en 2023, este año tendrá los respiraderos tallados. Además, estrena águila imperial para el sitial romano.

Historia: La cofradía de la Estrella se fundó en 1955 estableciéndose en la iglesia de Cristo Rey. En sus comienzos el grupo no contaba con imágenes por lo que se vinculó con la Hermandad de la Vera-Cruz la cual le cedió un pequeño cristo que tuvo que ser restaurado por Constantino Unguetti. Al poco la hermandad encargó en la ciudad de Granada una dolorosa al escultor Domingo Sánchez Mesa, la actual Virgen de la Estrella, pero para cuando llegó la hermandad estaba disuelta. Durante varios años la imagen mariana estuvo en un domicilio particular. En 1982 la hermandad fue reconstituida y se incorporó la actual imagen anónima de cristo que le ofrecieron las Reverendas Madres Dominicas de la ciudad de Jaén. Esta talla provenía de un convento desaparecido de Córdoba. Durante los primeros años la hermandad tuvo que procesionar desde unas cocheras cercanas a la iglesia de San Eufrasio.

En 1986 lo haría por primera vez desde la iglesia de la Purísima Concepción y en 1991 lo haría desde su nueva casa de hermandad, junto a la iglesia de la Purísima. Uno de los grandes hitos de la hermandad fue la creación en 1996 de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su Presentación al Pueblo. En 2005 la Virgen de la Estrella fue coronada piadosamente como Madre de la Iglesia.

La Hermandad de la Estrella es una de las hermandades más numerosas del Domingo de Ramos de Jaén. Cuentan con cerca de 1000 hermanos, más de 200 nazarenos, 50 mantillas y 20 monaguillos. Además, tiene uno de los recorridos más completos de la Semana Santa de la ciudad. Desde la creación de la Agrupación de Música la hermandad ha visto incrementado su patrimonio musical.

No te pierdas: el recorrido procesional de esta hermandad es uno de los más bellos y completos de la Semana Santa. No puedes perderte su caminar por las recoletas calles de su Barrio de La Alcantarilla, hasta San Ildefonso, Almenas, García Requena o las estrecheces de su barrio.

Cofradía de Jesús Orando en el Huerto y María Santísima de los Desamparados, de la Congregación de la Santa Vera Cruz

 

  • Salida: 18:45 horas desde San Ildefonso.
  • Solicitud de venia en Carrera Oficial: 20:30 horas.
  • Entrada a su templo: 23:45 horas.

 

La Virgen de los Desamparados en su paso de palio. La Virgen de los Desamparados en su paso de palio.

La Virgen de los Desamparados en su paso de palio. / A.C.B.

Una complicada salida que hace suspirar. La fuerza de los costaleros reteniendo el peso en la cuesta de la iglesia de San Ildefonso. El olivo ya se mece sobre un Getsemaní dorado. El momento ha llegado, Jesucristo aparta el cáliz que le da su padre. Mientras, a su lado un ángel le brinda consuelo ante el dolor que le aguarda. El racheo de los costaleros, el solo de una corneta, anuncian el paso de la Oración en el Huerto por las calles del barrio. Instantes después, un palio rojo se vislumbra tras la puerta. Entre aplausos, vítores y guapas sale la Virgen de los Desamparados. Una dolorosa que irradia belleza y devoción. 

Novedad: la dolorosa estrena nuevo manto de procesión en terciopelo rojo donado por los devotos. Además, le han dedicado la marcha ‘María, tú eres nuestra Esperanza’, de Francisco Javier Sandoval. Jesús Orando en el Huerto estrena una nueva parihuela.

Historia: la Congregación de la Vera-Cruz es la titular de la Cofradía de la Oración en el Huerto. Esta hermandad fue fundada en 1541 en el convento ya desaparecido de San Francisco. Fue la primera cofradía penitencial que se fundó en Jaén y posesionaba los Jueves Santo. Tuvo que afrontar problemas con las desaparecidas Cofradía de las Cinco Llagas y con el Santísimo Sacramento y Cena del Señor.

Tras unos años turbulentos en 1726 se reorganiza y se reúnen varias cofradías para fundar la Congregación de las Siete Escuadras, llamada así porque contaba con siete pasos. En el siglo XVIII se añade la Cofradía de la Soledad. En 1825, se le empezaría a conocer como la Cofradía del Señor del Trueno. Desde 1836 tiene sede en la Iglesia de San Ildefonso.En el 2002 la Cofradía separa el paso de la Oración en el Huerto posesionando en la tarde del Domingo de Ramos. En 2007 adquirió la imagen de María Santísima de los Desamparados, obra de Ventura Gómez Rodríguez. El señor de la Oración es una obra anónima de 1918 siendo reformada por Juan Abascal Fuentes en 1970. La hermandad cuenta con 730 hermanos, 85 nazarenos, 20 mantillas y 25 monaguillos.

No te pierdas: el paso de la hermandad por San Ildefonso, calle Almenas y la vuelta por su barrio. Tanto las costaleras como los costaleros le gritan “guapa” a su madre de los Desamparados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios