Los embalses Jaén siguen perdiendo agua, casi un cinco por ciento en dos meses

Provincia

Hace apenas un año en estas mismas fechas la media de los pantanos de la provincia jiennense se situaba en un 26,80 por ciento de su capacidad 

El embalse que más ha bajado su cantidad de agua con respecto al pasado mes de abril es el de Guadalén

Declarado un incendio en el paraje Cerros de Fique en Bedmar y Garcíez

Embalse del Rumblar a principios de mes.
Embalse del Rumblar a principios de mes.

21 de junio 2024 - 06:00

Está siendo un año mucho más lluvioso que los cuatro anteriores, al igual que las temperaturas no están siendo tan altas en los meses previos al verano, lo que ha permitido que los embalses de la provincia no luzcan tan secos y se llenen de agua como hacía años no pasaba dejando al descubierto la tierra y buena parte del hormigón de las presas.

Aunque los pantanos han aumentado la capacidad ya se está empezando a notar en verano como es común la falta de precipitaciones así como el desembalse para los ríos y los riegos.

El anuncio de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (GHC) de que este año aumentarían la dotación a los regantes, gracias a las precipitaciones, ya pronosticaba que al igual que el agua ha subido el nivel de los pantanos, también sería mayor la cantidad de hectómetros que saldría de ellos.

Fue a finales de abril cuando el conjunto de los embalses de Jaén alcanzaron el dato más positivo desde 2019, rozaba el 52 por ciento de la capacidad. Desde entonces ha descendido casi un cinco por ciento, un 4,94 por ciento, es decir, 117 hectómetros cúbicos.

No obstante, por ahora, los datos son bastante más optimistas que hace apenas un año en estas mismas fechas, cuando la media de los pantanos de la provincia jiennense se situaba en un 26,80 por ciento, registrando la peor cifra en cinco años. Una estampa de sequía se repartía por todo el territorio dificultando algunas actividades acuáticas.

El que más baja: Guadalén

Así, el contraste con el año pasado es notorio, la mayoría de embalses duplican la cifra alcanzada el año pasado para estas fechas. Si en 2023 el Tranco se situaba en un 28,70 por ciento el 20 de junio, este año se encuentra en un 44,9 por ciento, o por ejemplo el Rumblar se encontraba a un  29,04 y este año está a un 75,8% de su capacidad. El pantano del Guadalén estaba a un  30,67, y actualmente se encuentra lleno hasta el 59,88 por ciento, que aun así, ha sido el que más agua ha perdido con respecto al pasado abril

Este último ha visto reducido su nivel en un 27 por ciento en apenas dos meses. El del Tranco se había llenado hasta los 242,061 hectómetros cúbicos en abril, es decir, un 47%, y ha perdido un 3 por ciento. Por otro lado, la Fernandina recogió 147,261 hectómetros cúbicos, un 59,60% y actualmente se encuentra a un 57 por ciento.

El que menos ha perdido agua ha sido el del Guadalmena, apenas un 0,35 por ciento, que se situaba en un 40,33 por ciento y actualmente está a un 39,98%. El que destaca por su bajísima cantidad de agua es el de Giribaile, que se encuentra a un 27,42%, aunque bien es cierto que hace un año en la época más abundante de agua no superaba el 16 por ciento, según los datos consultados de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Por último, el Jándula también ha disminuido su cantidad de agua considerablemente, casi un 8 por ciento en dos meses. En estos momentos se encuentra al 52,09% con 169,327 hectómetros cúbicos.

En cuanto al año hidrológico , que empezó el 1 de octubre de 2023, las reservas han aumentado cerca de 2.050 hm3, pasando de 1.466 hm3 a los 3.516 hm3 actuales. Esto, a su vez, significa 1.587 hm3 más en comparación a esta misma época del año anterior. Además, en lo que va de año, desde el 1 de enero de 2024, se han sumado 1.967 hm3 de agua en estos embalses.

Lo último

stats