Fran Ceacero, el portavoz de las clarisas, recauda en redes sociales contra la Iglesia Católica

IGLESIA

El antiguo barman linarense es la cara del "movimiento" ante los medios de comunicación

Las clarisas de Belorado y Orduña emiten un comunicado conjunto donde tachan de latrocinio el conocido Concilio Vaticano II y se desmarcan del tribunal eclesiástico al que han sido llamadas a comparecer

¿Quién es Fran Ceacero, el linarense que actúa como portavoz de las monjas de Belorado?

Imagen de las clarisas subida a sus redes sociales.
Don José o Fran Ceacero, junto a las clarisas, en una imagen subida a las redes sociales.

La batalla casi novelesca entre las clarisas de Belorado y el arzobispo de Burgos prosigue con un nuevo capítulo. La última alma arrojadiza de estas monjas ha sido la publicación de un nuevo comunicado en el que señalan su libre y determinante decisión de abandonar lo que ellas consideran el “Latrocinio Vaticano II”. A pesar de las advertencias del propio Mario Iceta y la posibilidad de excomulgarlas por sus acciones, al igual que su líder, estas desoyen la amenaza y afirman no sentirse para su tutela. En el propio texto publicado en redes señalan que las diez hermanas citadas a comparecer ante un tribunal eclesiástico se encuentran fuera de dicha jurisdicción con “penas espirituales” como la excomunión.

Tampoco su portavoz, don José o Fran Ceacero, parece no inmutarse ante los medios de comunicación a la hora de defender a sus seguidoras ante el arzobispado de Burgos. Tanto que no dudaba en parafrasear al Quijote a la hora de resolver lo sucedido ante las cámaras: “Con la Iglesia hemos topado”. Su defensa de la doctrina sedevacantista liderada por su compañero Pablo de Rojas lo ha llevado a hacer uso de las redes sociales como medio efectivo para la difusión del mensaje.

Don José, un auténtico portavoz

El pasado lunes, este conocido barman de la nocturnidad bilbaína que ahora viste alzacuellos, exponía en un canal de YouTube con más de 21.000 seguidores los detalles de su manifiesto durante una charla de casi tres horas. Conviene recordar que la Pía Unión, formada por cerca de 500 personas seglares, cuenta con un valioso patrimonio gracias a las contribuciones recibidas por algunos de sus numerarios. De hecho, llama la atención cómo aprovechan cada publicación en redes para pedir giros y transferencias bancarias a sus benefactores, entre los que se encuentran ciertos colegios mayores y otras fundaciones.

En mitad de esta guerrilla entre sotanas y velos no han faltado toda clase de acusaciones entre una y otra parte. El intento del arzobispo burgalense por resolver esta problemática lo antes posible se ha encontrado ahora con un nuevo frente legal por el que deberá tomar otras medidas. Sin obrador y dispuestas incluso a dar la vida ante un posible bloqueo de suministros a la comunidad, estas monjas no cesan en su empeño por alejarse de la institución católica y defender su tesis. Sea pues: cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Lo último

stats