Sancho, el 'salvador' sanmarquero más bravo que los toros: "No me lo pensé y ya estaba corriendo para despistar al toro"

TAUROMAQUIA

Antonio Sánchez, de Beas de Segura, consiguió salvar la caída de Juanjo "Bichi" gracias a su rápido quite del animal antes de que lo arrollase

La hazaña de este beasense marcó la jornada más sonada del Congreso Nacional de Toro con Cuerda celebrado en el municipio

El quite salvador de 'Sancho', un veterano "ángel de la guarda" en la suelta de reses de Beas

Antonio Sánchez recibe el aplauso de sus compañeros.
Antonio Sánchez recibe el aplauso de sus compañeros.

Antonio casi es incapaz de contener una sonrisa cuando se le pregunta acerca de su valor. "Es lo que habría hecho cualquiera", asegura aún hoy. Su osadía fue sin duda alguna el mayor trofeo para los participantes de este Congreso Nacional del Toro con Cuerda celebrado en Beas de Segura. Antonio Sánchez, "Sancho" entre sus vecinos y amigos, es hoy un héroe sin capa curtido en el ruedo casi improvisado que son los toros "ensogaos".

La suelta de reses de esta pasado fin de semana con los tradicionales pases ante el animal por parte de los aficionados a esta tradición tuvo un momento cumbre marcado por el pánico. Los asistentes, atónitos, vieron cómo en cuestión de segundos Juanjo, venido desde Arroyo del Ojanco, daba un traspié con la cuerda y perdía el equilibrio. El toro, atento entonces a sus movimientos, se lanzaba a por él dispuesto a cobrarse su error fatal.

Es en esta ecuación donde entra Sancho, un sanmarquero de los pies a la cabeza con verdadera devoción por este rito ancestral. "Suelo participar en casi todas las convocatorias que puedo, estoy bastante acostumbrado", afirma. Al comprobar cómo su compañero caía de bruces sobre la arena, Antonio no dudó un solo segundo en desafiar los escasos pasos que lo separaban del animal para realizar un rápido quite con el que salvar la vida de Juanjo. "No tuve tiempo de pensarlo, de un momento a otro estaba corriendo para despistar al toro". Fue el aplauso entre los asistentes lo que seguramente lo devolvió en sí después de comprobar que su arriesgada acción había tenido efecto.

El quite salvador de 'Sancho', un ángel de la guarda de los encierros de Beas

"Me rompí algunas fibras musculares"

"Nuestra tarea puede equiparse a la de cualquier recortador", apunta ahora, mucho más tranquilo. Su dilatada experiencia en el terreno es bien conocida por sus amigos y familiares, que aseguran ver en él un auténtico apasionado por sus tradiciones. "Yo me preparo durante todo el año, siempre estoy activo entrenando para estar plenamente en forma".

Sin embargo, la rápida actuación de este pasado fin de semana sin apenas precalentamiento le ha provocado algún daño colateral por el que necesitará cierto reposo en las próximas semanas. "Fue todo tan acelerado que me rompí algunas fibras musculares en el transcurso del quite", comenta.

Su relato aún pone el vello de punta para quienes lo reviven una y otra vez. "No son muy habituales estos accidentes, aunque suceden de vez en cuando", asegura. La mayoría de asistentes a este tipo de fiestas y congresos, como en el caso de Juanjo, suelen venir con una extensa trayectoria ya resuelta en otros concursos. "Espero volver a ver a este compañero en nuevas ediciones, aunque sea desde detrás de la barrera", bromea Antonio. Parece restarle importancia, pero lo cierto es que la vida de un joven arroyense estuvo en sus manos durante unos instantes decisivos. Y hoy, con su medalla de ángel de la guarda reluciente, prosigue con su rutina como si nada hubiese pasado.

Antonio Sánchez durante una suelta en San Marcos.
Antonio Sánchez durante una suelta en San Marcos.

Lo último

stats