“Todo empezó cuando aquella serpiente”, cantaba Sabina, cuando las mujeres, por naturaleza insatisfechas, cogimos la perra con la dichosa manzana. Hasta el punto de que un 44,1% de los hombres y el 51,8% de los jóvenes entre 16 y 24 años, consideran que se ha llegado demasiado lejos en las políticas de igualdad, y que ahora son ellos los que se sienten discriminados. Es la fuerza del relato, de algunos discursos, homilías y hasta podcast.

Ojalá en el reparto de los papeles de esta historia nos hubiera tocado el papel de cazadoras en vez de dárselo a los hombres, como en el relato "Mujeres" de Galeano. Pero nos asignaron el de cuidadoras, para mantener el orden natural. Por eso en España más del 75% de las personas que ejercen los cuidados a dependientes son mujeres, el 95% del empleo a tiempo parcial por razones de cuidado lo ocupan mujeres, y dedicamos el doble de horas al cuidado y a la realización de tareas del hogar. ¿Y con estos datos los hombres se sienten amenazados? Si queremos sumamos la brecha salarial, el mayor índice de desempleo y la violencia hacia nosotras que se ha incrementado casi en un 15%. Os doy más datos para que no cunda el pánico: en el año 2017 nos faltaban 450 años para conseguir la equiparación entre hombres y mujeres, recientemente la ONU nos dice que lo podemos conseguir en 300 años; solamente tres siglos, así que os adelanto a los preocupados de la encuesta que cuando estéis viejos y dependientes, el culo probablemente os lo siga limpiando una mujer.

Todo esto viene por esos caprichos femeninos de querer trabajar fuera de casa y claro, luego las tareas domésticas se hacen encuesta arriba. Se quejan y se rebelan, pero no olvides que hacer tareas domésticas es de ser un adulto funcional. Y luego está lo del sexo; que no consista en "mirar a la lámpara", expresión literal de una señora con la que trabajé hace algunos años: su resumen de echar un polvo. Ahora las mujeres sabemos lo que es el clítoris, queremos usarlo y que los hombres lo encuentren, ¿dónde vamos a llegar? Si nuestra anatomía completa no se publica hasta el año 1998, ni que fueran adivinos.

Para los hombres que os sentís atacados e indefensos por esta horda de mujeres, deciros que solo queremos tener los mismos derechos y oportunidades, como si también fuésemos personas. Deberíais recordar que todos habéis nacido de la generosidad de una mujer. Aunque este olvido puede que se dé por una laguna del relato; todos descendemos de Caín y Abel, a otros con más suerte les tocó una paloma.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios