Agricultura

La DOP Aceite Sierra de Cazorla cierra la campaña con 67 millones de kilos de aceituna recolectados

Uno de los aceites de la DOP.

Uno de los aceites de la DOP.

La Denominación de Origen Protegido (DOP) Aceite Sierra de Cazorla ha concluido la campaña oleícola 2023/2024 con una producción de 67 millones de kilos de aceituna y 11,5 millones de kilos de aceite de oliva. La cifra se encuentra entre la horquilla que se estimó a principios de verano, cuando las estimaciones apuntaban a una producción entre los 50 y los 70 millones de kilos de aceituna.

La producción obtenida "dista mucho" de una campaña media, tal y como ha explicado en un comunicado el técnico y secretario en funciones del Consejo Regulador, Baltasar Alarcón. "Las cifras de una campaña media han rondado habitualmente en los 180 millones de kilos de aceituna; ya el año pasado tuvimos 84 millones de kilos y este año han sido 67, con lo cual la bajada es muy considerable", ha dicho Alarcón.

Ha añadido que se está ante una campaña "muy complicada", debido a la baja producción por lo que "es necesario redoblar los esfuerzos para intentar producir la mejor calidad posible".

Respecto a los rendimientos, han sido más bajos de lo esperado. En concreto el rendimiento de laboratorio ha sido de media un 19 por ciento de rendimiento graso, lo que se traduce en un 17 por ciento de rendimiento industrial. "No se extrae de la aceituna el 100% del aceite, hay que contar con que con los orujos algo se pierde, por eso es necesario diferenciar entre el rendimiento de laboratorio y el industrial o en bodega", ha señalado Alarcón.

"El rendimiento medio ha estado dentro del orden de entre tres y cuatro puntos porcentuales por debajo de lo que suele ser normal, lo que se traduce en pobres rendimientos grasos en la cosecha actual", ha detallado el secretario en funciones.

Esta situación ha sido debida, fundamentalmente, por la sequía que padece el campo y que "ha predispuesto a la planta a verse más afectada por los golpes de calor que ha habido a destiempo y en momentos vitales para el desarrollo de la cosecha, como ocurrió en el mes de abril en plena floración y a finales de septiembre y principios de octubre en plena lipogénesis y desarrollo final del fruto".

Respecto al aceite certificado de la presente campaña 2023-2024, aún es pronto para saber ese dato. Baltasar Alarcón ha apuntado que la valoración del producto que se ha utilizado con Denominación de Origen directamente envasado se realiza cuando termina el año, en torno a noviembre". Se trata de un dato que nace a lo largo de los próximos meses, conforme se van evaluando cómo aguantan los aceites en bodega y se comprueba que "el listón de la calidad se sigue manteniendo a lo largo del ciclo de envasados con los aceites producidos durante esta campaña".

En las últimas campañas, la media ha oscilado en torno a los dos y tres millones de kilos de aceite envasado con Denominación de Origen. "Todo esto depende de los vaivenes del mercado, pero lo que sí podemos decir es que todas nuestras almazaras han conseguido producto suficiente para hacer frente a los compromisos comerciales que tienen tradicionalmente", ha concluido Alarcón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios