Congreso Mundial de Aceite de Oliva

Ricardo Migueláñez: "El rey ayudará a transmitir el mensaje de que el aceite es un producto relacionado con la salud"

Ricardo Migueláñez

Ricardo Migueláñez

Por primera vez se va a celebrar un congreso mundial centrado exclusivamente en el sector del aceite de oliva, con ponencias de expertos sobre todos los ámbitos involucrados en la producción y comercialización del que es el producto estrella de la provincia de Jaén, principal productora mundial del mismo. El Olive Oil World Congress (OOWC) se celebrará durante los días 26, 27 y 28 de junio de 2024 en el salón de actos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid.

Su lema será ‘Taste it, Enjoy, It’s Olive Oil’ (¡Pruébalo, disfruta, es aceite de oliva!) y su coordinador es Ricardo Migueláñez, quien ha desvelado para Jaén Hoy algunas de las líneas maestras que van a regir un evento estratégico para el sector y que va a contar con la presidente de honor del rey Felipe VI.

¿De dónde nace la idea de crear un congreso mundial del sector del aceite de oliva?

La idea surgió hace año y medio más o menos debido a la experiencia que nuestra empresa tiene en la organización de eventos y congresos de ámbito internacional como, por ejemplo, el relacionado con el sector del jamón. Además en el aceite de oliva se da la circunstancia de que España es el principal productor a nivel mundial. La idea fue desde el primer país productor organizar un congreso mundial en el que se abordaran los distintos temas de interés a nivel de innovación en las diferentes fases de producción y comercialización. Además como es un producto que tiene mucho tráfico de mercancía a nivel mundial, lo que pasa en un país repercute en otro y el proyecto de un país se hace en otro, las relaciones comerciales entre todos los países productores nos animaban a que cabía un congreso de este tipo, para que se establecieran o se intensificaran las relaciones entre los distintos operadores a nivel mundial. Este congreso pretende aglutinar a todos los operadores para intercambiar conocimiento y experiencias de la parte comercial para que se dé un impulso al sector.

¿Qué impacto esperan conseguir?

Esperamos que el impacto sea importante y que la participación sea máxima de operadores nacionales e internacionales. El funcionamiento del congreso se realiza en comités de trabajo: organizador, científico y uno ejecutivo que vamos a crear. Se está elaborando el programa y anunciaremos en breve los primeros ponentes. El comité científico tiene miembros de más de 11 países para llevar a estas naciones la proyección del congreso. El apoyo que hemos tenido el Consejo Oleícola Internacional nos va a permitir llegar a los más de 50 países que forman parte del mismo y hacerles llegar la información para que los operadores.

¿Qué significa para ustedes que el rey Felipe VI haya accedido a ser el presidente de honor del congreso?

Para un sector tan internacional el hecho de recibir este apoyo es importante por lo que puede representar nivel de imagen de país fuera de nuestras fronteras y por lo que puede ayudar la figura del rey a transmitir el mensaje de que el aceite de oliva es un producto relacionado con la alimentación y la salud. Esto le da todavía más realce y hace que la gente preste todavía más atención al producto.

¿Qué papel va a tener Jaén dentro del congreso?

La idea que nosotros tenemos es poderle dar a todas las comunidades autónomas y diputaciones el papel que ellos mismos quieran tener. La Junta de Andalucía y la Consejería de Agricultura de Castilla La Mancha apoyan el proyecto. Para nosotros sería un placer contar con la participación de la Diputación de Jaén y de los diferentes operadores de la provincia. Nos gustaría que participaran. Estamos en contacto con todas las diputaciones en las que tiene importancia el olivar y les hemos brindado la colaboración estamos pendientes de recibir respuesta a su participación e implicación.

¿Qué opina sobre las protestas que están protagonizando los trabajadores del sector primario durante los últimos días?

La situación que vive en general la agricultura europea es muy complicada por las regulaciones que afectan a la producción que exigen cada vez más burocracia y condicionantes a la hora de producir. Están en su total derecho de ejercer esta protesta. Normalmente la sociedad no le da valor a los productos que se elaboran y no tienen el precio que tendría que tener dado el esfuerzo que realizan ellos en el campo todos los días. Es una forma de hacérselo ver a la sociedad. Espero que puedan conseguir que la sociedad preste un poco más de atención al mundo rural y lo que representa para la guarda del medio ambiente y la lucha contra la despoblación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios