Provincia

Jubilados por Jaén se queja del estado en el que le entregaron la sede tras las obras el Ayuntamiento y las facturas a pagar

Vídeo del interior de las instalaciones.

En noviembre la Asociación Plataforma Jubilados por Jaén denunciaban goteras, charcos causadas por aguas fecales, casquetes de las paredes en su sede de la calle Obispo González en un edificio del Ayuntamiento de la capital jiennense. Una situación crítica que llevaban viviendo más de un año y medio, y hacía insostenible realizar actividades con normalidad. La presidenta de la asociación, Verónica Cano, explicó a este medio el estado de las instalaciones. "Uno de los bajantes del edificio se ha roto y nos caen aguas fecales. Hay otra parte que también ha roto recientemente, una tubería y está cayendo a chorros el agua", contó.

Así, tras las innumerables quejas que hicieron por fin recibieron una respuesta del Consistorio la segunda semana de noviembre indicando que se realizarían obras de emergencia. Ahora, tras casi siete meses, el Ayuntamiento anuncia que la Plataforma Jubilados por Jaén vuelve a tener a su disposición la sede, tras la renovación de la concesión demanial del espacio por un plazo de cuatro años y la ejecución de obras en el inmueble. Aunque la plataforma expresa su queja por el estado de "suciedad" en la que ha sido entregada.

"Las personas que conforman la entidad podrán disponer de nuevo de este enclave para desempeñar su labor, orientada a promover y proteger los legítimos intereses económicos, sociales, culturales y de ocio y tiempo libre de las personas mayores y pensionistas", afirmó el alcalde de Jaén, Agustín González. Sin embargo, Cano asegura que es "imposible" volver a empezar en estos momentos su vida de la asociación allí por el estado de las salas. "Hay que hacer una limpieza íntegra porque es imposible hacer actividades", expresa a este medio. 

Agustín González señaló la garantía de seguridad para los usuarios que ahora ofrece este equipamiento, sobre el que fue necesario intervenir a través de un procedimiento de urgencia "para subsanar las graves deficiencias que presentaba en los saneamientos o las vigas, entre otras". "Conscientes de las necesidades de las personas que conforman la asociación, se ha procedido a acondicionar el edificio, especialmente la planta baja; un proceso en el que los vecinos se han mostrado pacientes y comprensivos, por lo que agradecemos su colaboración", manifestó el alcalde.

Visita al edificio municipal de la calle Obispo González. Visita al edificio municipal de la calle Obispo González.

Visita al edificio municipal de la calle Obispo González.

Gastos de luz y agua de la obra a asumir por las asociaciones 

"Nos han dicho que limpiemos nosotros, que me parece perfecto, pero aquí hay más asociaciones, por lo que no vemos justo que nosotros nos comamos toda la limpieza íntegra de una obra de zonas comúnes", cuenta la presidenta, quien añade que durante los meses que han estado fuera se han estado generando gastos de luz y agua para la obra que pagan ellos y que superan los 500 euros. "Hemos preguntado qué va a pasar con ese dinero y han dicho que se van a poner en contacto con las demás asociaciones para pagarlo entre todos", explica. También denuncia que hay mucho mobiliario que tienen que encargarse ellos mismos de desalojar fuera del edificio. 

El alcalde, por su parte, animó a la Plataforma Jubilados por Jaén a continuar su actividad en las instalaciones de Obispo González, ya que su labor resulta "fundamental" para ofrecer apoyo, asesoramiento y actividades dinámicas a las personas mayores de la ciudad. "Pronto compartirán espacio con más jiennenses, puesto que desde el Ayuntamiento se ampliará el número de entidades que puedan usar este céntrico emplazamiento"; anunció. Además, añadió que en este tiempo en el que han durado las obras la plataforma fue reubicada temporalmente en el centro de barrio de la Puerta de Martos.

El traslado a esa nueva sede lo desmiente Cano: "Hemos estado ubicados en un local que tiene una mujer de la junta directiva y que nos dejó altruistamente en calle Las Higueras. Necesitábamos hacer un escrito solicitando el acceso a esta sede para volver a retomar la actividades y necesitaba documentación en el lugar que se estaban acometiendo las obras donde no podía acceder, que además, dijimos en su momento que no podíamos trasladarnos porque la mayoría de personas son del barrio y son mayores", cuenta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios