Turismo

La hostelería de Jaén califica de "varapalo" esta Semana Santa protagonizada por la lluvia

La hostelería de Jaén califica de "varapalo" esta Semana Santa protagonizada por la lluvia

La hostelería de Jaén califica de "varapalo" esta Semana Santa protagonizada por la lluvia

Los bares y restaurantes de la provincia de Jaén despiden una Semana Santa que ha supuesto un "varapalo" debido a la retracción del consumo como consecuencia de la lluvia y miran ya el cercano inicio de celebraciones, con las comuniones en lugar destacado, con la esperanza de equilibrar y mejorar sus cuentas.

Así lo ha indicado este lunes a Europa Press el presidente de la patronal hostelera Hosturjaén, Antonio Lechuga, quien ha explicado que las expectativas de negocio que tenían para estos últimos días se han "frenado" por las condiciones meteorológicas que han impedido, igualmente, la salida de la mayoría de las procesiones.

En este sentido, ha afirmado que "ha habido muchísima gente en el interior" de los establecimientos, pero "ha fallado las terrazas", que supone una parte importante de los ingresos para estos empresarios.

"Los locales de Jaén son pequeñitos, entonces el que no ha tenido terraza, ha vendido la mitad de la mitad de la mitad. El que tiene un local amplio, el impacto ha sido más chico", ha comentado Lechuga. A falta de cerrar datos, calcula que se ha podido dejar de ingresar "de un 25 por ciento para arriba" con respecto a la Semana Santa de 2023.

Al respecto, ha lamentado el impacto de un mal tiempo generalizado en el territorio jiennense, si bien ha expresado su satisfacción por los beneficios que suponen las precipitaciones, con una media de 125 litros por metro cuadrado en la provincia.

Y ello, de cara a reducir la posibilidad de restricciones en el consumo de agua durante el verano en el sector hostelero, pero también por el efecto indirecto que la falta de lluvia tiene en un territorio como Jaén, con un importante peso de la actividad agrícola.

"Si no llueve, apenas hay cosecha (de aceite de oliva) y las peonadas son como este año pasado, muy pocas, y, si no hay peonadas, la gente no consume nada", ha declarado el presidente de Hosturjaén, quien ha añadido que "hay que mirarlo todo en positivo".

Al hilo, ha confiado en que el "varapalo" que ha supuesto esta Semana Santa se pueda compensar con la llegada del buen tiempo y el inicio de la temporada de celebraciones, con comuniones y bodas. "Esperemos subir", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios