Sucesos

Los vecinos de Sabiote, "indignados": "Hemos estado cruzándonos con un asesino"

Fotograma de una cámara de seguridad que cazó al presunto asesino robando en Úbeda hace varios meses

Fotograma de una cámara de seguridad que cazó al presunto asesino robando en Úbeda hace varios meses / Programa 'En boca de todos' (Cuatro)

Los vecinos de Sabiote describen a Carmen Pérez como una mujer modélica en el pueblo. Colaboradora de Cáritas, muy activa en actos sociales locales y miembro de la asociación de mujeres ‘Carmen de Michelena’. “Hacía mucho por la gente necesitada, visitaba enfermos, ayudaba en la iglesia… Para nosotras era, además, una colaboradora especial”, explica a Jaén Hoy la presidenta del colectivo femenino sabioteño, Ana María Martínez. Por todo ello, resultaba extraño que nadie la hubiera visto el pasado martes en todo el día.

Las persianas de su casa, en la calle Canónigo Utrera, estaban bajadas y no contestaba a la puerta. Era viuda y vivía sola. Asustados, cuando menos inquietos, varios de sus conocidos avisaron a la Guardia Civil. Había algo que no les cuadraba. En torno a las cinco de la madrugada, agentes de la Benemérita accedieron al domicilio y encontraron el cadáver de Carmen en el suelo con evidentes signos de violencia. Tenía 74 años. Horas más tarde, el Instituto Armado detuvo a un vecino del pueblo, de 39 años y de nombre Ginés R. M., como sospechoso de haber matado a la anciana. Este viernes, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Úbeda lo ha mandado a prisión provisional, comunicada y sin fianza como investigado por la posible comisión de sendos delitos de asesinato, violación y robo con violencia en casa habitada. No era la primera vez que entraba a robar a una propiedad ajena. De hecho, su historial delictivo es extenso y, hasta el martes, llevaba en la calle dos meses tras haber pasado una temporada entre rejas. Por ello, tres días después de que la Guardia Civil hallara el cuerpo sin vida de Carmen en su casa y dos tras la despedida que brindó el pueblo a su vecina durante su entierro, celebrado este jueves en la iglesia de San Pedro Apóstol, en Sabiote están convencidos de que la tragedia pudo haberse evitado.

“Este hombre es un sinvergüenza, ha hecho muchas cosas malas en el pueblo, todo el mundo lo sabía y le tenía mucho miedo, pero, por lo visto, no había suficientes pruebas para meterlo en la cárcel”, asegura Ana María, que atribuye al investigado –“del pueblo de toda la vida, como su familia”- una larga lista de ilícitos: “Ha entrado a varias casas a robar. A un vecino le cogió gallinas y las violó”. La sabioteña dice tener conocimiento de que Ginés “se había peleado alguna vez”. “Pero nunca me había imaginado que pudiera llegar hasta el punto de lo que ha pasado ahora”, apunta antes de sentenciar: “Estamos muy indignados. Hemos estado cruzándonos todos los días con un asesino”.

En los mentideros de Sabiote incluso se ha comentado que se vio al presunto asesino de Carmen en actitud agresiva y con más copas de la cuenta tanto durante las Fiestas del Medievo, que tuvieron lugar entre el viernes y el domingo de la semana pasada, como el mismo día del crimen, de lo cual se habría llegado a dar aviso a la Policía Local. Sin embargo, el jefe del Cuerpo Municipal, Matías Talavera, lo desmiente a este periódico: “En los partes no tenemos ningún aviso en ese sentido durante esos días”, asevera, si bien confirma que el currículum delictivo del hombre en cuestión "es amplio".

"Siempre ha entrado en casas a robar"

Otro vecino que prefiere mantenerse en el anonimato descarta que Ginés sea una persona violenta, a pesar de lo cual certifica su querencia al allanamiento y al hurto: “Siempre ha entrado en casas a robar. De adolescente ya lo hizo en el mercado de abastos”. Este sabioteño también destaca otro incidente en el que el investigado pudo verse implicado “hace un año y pico” cuando, según señala, “pegó fuego a una casa”. En octubre de 2022, la Guardia Civil le puso las esposas a un hombre por, supuestamente, haber perpetrado seis robos con fuerza en el municipio. Uno de ellos lo habría cometido en un bar en el que previamente había estado consumiendo alcohol; otro, en la vivienda de la que se habría llevado cuatro gallinas y sacrificado a seis, y en otro habría provocado el incendio de la vivienda, que afectó a un segundo inmueble. Sin embargo, Jaén Hoy no ha podido confirmar si se trata de la misma persona ahora detenida por el asesinato de Carmen Pérez.

El vecino consultado por este medio añade que la adicción a las drogas de Ginés le llevó a pasar por un centro de desintoxicación, pero rechaza que su historial sea consecuencia directa de haber crecido en un entorno familiar desestructurado o problemático. “En su casa lo están pasando muy mal. Como el pueblo, que está muy afectado. Era una mujer a la que querían mucho”, afirma. "Se merece un homenaje, habrá que organizar algo", avanza, por su parte, Ana María.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios