OCIO JAÉN

El ballet nacional de Cuba llega al Teatro Infanta Leonor de Jaén con 'Giselle'

Alicia Alonso, destacada figura del ballet clásico en el ámbito internacional, dirige la coreografía de este montaje.

Alicia Alonso, destacada figura del ballet clásico en el ámbito internacional, dirige la coreografía de este montaje.

Descubre la majestuosidad y la pasión del ballet en cada movimiento de Giselle, interpretada por el Ballet Nacional de Cuba. Dentro del repertorio del Ballet Nacional de Cuba, Giselle posee una significativa importancia, no solo en lo que concierne a su propia historia, sino también porque con esta obra y con Alicia Alonso, su excepcional intérprete, Cuba trasciende por primera vez en el ámbito internacional de la danza. La cita es el jueves 16 de mayo a las 21:00 horas en el Teatro Infanta Leonor y las entradas anticipadas están a la venta en este enlace.

Sinopsis

La historia de Giselle en el ballet cubano comienza aún antes de la fundación de esta compañía en 1948. El 2 de noviembre de 1943, Alicia Alonso debutó en el rol principal, en el Metropolitan Opera House de Nueva York. Más que una noche memorable, aquella función fue el inicio de una relación artista-personaje que trascendería el ámbito puramente teatral para dar paso al nacimiento del mito, a la espiral ascendente. Los augurios sustentados por la crítica de entonces, se harían realidad en aquella primera encarnación de la noble campesina convertida en espíritu danzante, en la que ya se apreciaba el germen de la futura perfección.

Alicia Alonso, la artista, ha trascendido Giselle más allá de la órbita recorrida por la obra. El concepto de su puesta en escena elude aspectos ajenos a la sensibilidad y a la cultura del espectador contemporáneo, hasta donde el argumento y el estilo de la obra se lo han permitido a la coreógrafa. La concisa narración, ligada al diseño de los bailes y a su situación dentro de Giselle, traza una parábola entre los dos actos y logra una manifiesta homogeneidad estilística, equilibrio dramático y coreográfico desarrollado orgánicamente del primero al segundo acto; uniformidad no alcanzada en todas las puestas de este ballet y que ha contribuido a que la versión del Ballet Nacional de Cuba se proclame como la más lograda de cuantas se encuentran en el repertorio internacional.

Coreografía

La versión coreográfica de Giselle, realizada por Alicia Alonso, ha sido incorporada al repertorio de prestigiosas agrupaciones de danza internacionales. Entre ellas el Teatro Colón, Buenos Aires, Argentina, 1958; el Teatro Griego, Los Angeles, California, Estados Unidos, 1958; el Ballet de la Ópera de París, Francia, 1972; el Ballet del Teatro de Bellas Artes, México, 1976; el Ballet de la Ópera del Estado de Viena, 1980; el Ballet del Teatro San Carlo, Nápoles, Italia, 1981; y el Ballet del Teatro Nacional Eslovaco, en 1989. En 1966 Alicia Alonso recibió el Grand Prix de la Ville de París , en el IV Festival Internacional de la Danza, celebrado en el Teatro de los Campos Elíseos, por su versión coreográfica e interpretación personal del ballet Giselle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios