Una de las cosas que más agradecí al pueblo norteamericano que no votó a Trump fue que lo vería mucho menos en la tele. Es un personaje rechazable, tosco, basto, anti político. Y peligroso. Aquí tiene partidarios porque hay gente pa to pero desde el peinado hasta el gesto provocan en mí un rechazo completo. Que volviera y pudiera optar de nuevo a la presidencia de ese gran país llamado Estados Unidos me provocó algo más que una arcada.

Ahora ha dado un paso de gigante hacia su verdadero ser nefasto. Ha afirmado en Ohio que si no gana las elecciones se producirá un baño de sangre en el país, una país armado hasta las cejas, por cierto. Y como con todo, se ha quedado tan tranquilo. Hay cosas que uno las ve venir y la fatalidad se impone. En este caso concreto enfrente tiene a un anciano en avance, penoso. El sistema electoral estadounidense es muy complejo y hasta el final todo es toro allí pero que cada vez se le vea más expansivo, más en su caldo amargo y ardiendo, resulta poco tranquilizador.

Da para mucho aplicar la tranquilidad a la política, por donde mires. Un tirano acaba de “ganar” las elecciones en Rusia, siete botarates han puesto de rodillas a un viejo país ineficiente y amenazan con los antiguos males hasta el momento combatidos y vencidos. Ni paz, ni piedad, ni perdón. El precio del poder es la mentira de la reconciliación y el buen rollo. El ministro Bolaños, como un frailecillo cínico y falso, canta las alabanzas de la vergüenza que nos hace sentir a los españoles tanta mentira y tanta falsedad en el lago pestilente de la impunidad. No me extrañaría que algún político de aquí imite al visionario norteamericano y vea otro baño de sangre en los excesos de los nacionalismos españoles, porque antecedentes ya lo creo que los hay, los ha habido.

¿Qué está pasando? Digo en EEUU, en Rusia, en España. En muchos otros sitios. El cambio climático, que niegan algunos, puede que sea un cambio mental, una alteración del paradigma, alguna mutación de la materia gris. Porque de otro modo no se entiende. ¿O se entiende que Trump haya amenazado o descrito el baño de sangre que les aguarda a los estadounidenses si no resulta elegido presidente? Parece increíble, increíble. Es como un camino que va desde el recuerdo al olvido. Más que amnesia es puro olvido. Como se olvida una pesadilla para poder vivir. Aunque este olvido nos la traiga de nuevo, aumentada y corregida. Era muy difícil de entender el pecado original ¡pero es muy fácil! Mundo de primates, por Dios.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios